Farmacogenética y Medicina Personalizada - SEFF

Las iniciativas españolas para la implantación de la Farmacogenética y Medicina Personalizada en los Servicios Públicos de Salud al frente de Europa

Del 16 al 18 de Octubre de 2019, más de 300 científicos y profesionales dedicados a la Farmacogenética, la Medicina Personalizada y de Precisión procedentes de 42 países se reúnen en Sevilla en el 5ª Congreso de la EUROPEAN ASSOCIATION FOR CLINICAL PHARMACOLOGY AND THERAPEUTICS (ESPT) y de la SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FARMACOGENETICA Y FARMACOGENÓMICA (SEFF)

En las reuniones en distintas ponencias se han expuesto los avances científicos en áreas tales como las reacciones adversas idiosincrásicas o de hipersensibilidad, cáncer, psiquiatría, trasplantes etc. De acuerdo con la información expuesta, los participantes en el congreso reclaman la atención sobre la necesidad de implementar los avances de la Farmacogenética, la Medicina Personalizada y de Precisión en la práctica clínica habitual en los sistemas sanitarios europeos y de España, en la que los Servicios Españoles son pioneros. Se han presentado los proyectos de los Servicios de Salud de Navarra, Extremadura (SES, Andalucía (SAS). En las que también se ha expuesto la experiencia española en Compra Pública Innovadora como herramienta para la innovación en los Servicios de Salud.

La Junta Directiva y Asamblea de la SEFF y el Board de la ESPT reunidas en Sevilla el día 17 de Octubre aprueba por unanimidad las conclusiones extraídas de las diversas ponencias y mesas de discusión sobre la implementación de la Medicina Personalizada y de Precisión en las que los profesionales han coincidido unánimemente:

  1. Tras varias décadas de investigación, se ha producido un avance significativo en el conocimiento científico sobre la relevancia de diferentes biomarcadores farmacogenéticos para predecir la variabilidad en la respuesta a los fármacos.
  2. Desde el punto de vista regulatorio tanto la EMA como las diferentes Agencias Nacionales Reguladoras de Medicamentos en Europa (AEMPS, en España), han recomendado el uso de biomarcadores farmacogenéticos para aumentar la seguridad y eficacia de los medicamentos: el 34% de los medicamentos aprobados por procedimiento centralizado, y más del 50% de los comercializados en España, incluyen en la Ficha Técnica, la recomendación del uso de un biomarcador genético.
  3. Tanto la Unión Europea como las convocatorias estatales y autonómicas en España, incluyen en sus programas marco de investigación como una de las prioridades la Farmacogenética, Medicina Personalizada o de Precisión.
  4. Desde el punto de vista político, diferentes asociaciones de regiones europeas y a nivel español el Senado, mediante la Ponencia sobre Medicina Personalizada y Medicina Genómica en 2019, establecen la necesidad de la implantación de la Medicina Personalizada en los Sistemas Nacionales de Salud.
  5. Existen iniciativas que en determinados servicios (oncología, trasplantes, etc) utilizan la farmacogenética en la práctica asistencial. Adicionalmente, existen iniciativas en las que se plantea la implementación global a todos los pacientes del sistema de salud, entre las que destacan las iniciativas en los sistemas públicos de salud de España, en Navarra, Galicia, Andalucía y Extremadura, que tienen como objetivo final la implementación rutinaria de la farmacogenética en clínica, tanto a nivel de Atención Primaria como Especializada.
  6. Con el fin de promocionar la implementación de la farmacogenética, la ESPT y la SEFF han lanzado una iniciativa de armonización de los análisis de laboratorio (proficiency test), de las Guías Clínicas, y a nivel de Regulación de Medicamentos, y se plantean la necesidad de un esfuerzo de colaboración interdisciplinar que aúne experiencias entre las diferentes ramas científicas, especialidades y profesiones sanitarias, que evalúen la respuesta terapéutica centrada en el paciente, y no en un órgano, enfermedad o análisis de laboratorio.

CONCLUSIÓN

Los medicamentos son un elemento clave en la salud, y un factor principal en la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos europeos; sin embargo, el uso de medicamentos aumenta, y los mecanismos de acción son cada vez más complejos. Se hace por tanto imprescindible optimizar su selección y uso, incorporando herramientas que permitan seleccionar el fármaco adecuado para cada paciente a la dosis adecuada. La incorporación de la farmacogenética a la práctica médica habitual permitirá la optimización del uso de medicamentos, la disminución de reacciones adversas y el aumento de la eficacia, ahorrando sufrimientos al paciente y su entorno familiar, y costes directos e indirectos a los sistemas públicos de salud, contribuyendo así a su sostenibilidad.